DE HÉROES Y VILLANOS

El grito de Cristiano Ronaldo tras recibir su tercer Balón de Oro ayer ha dado, incomprensiblemente, la vuelta al mundo. Ya lo dijo el sociólogo Irwing Horowitz: “Habitamos un mundo de éxitos nefastos y fracasos heroicos”. Entre esos éxitos nefastos está el fútbol, que mueve al año 2.117 millones de euros en España, el 2% de nuestro PIB. Y no digo yo que jugar o ver fútbol esté mal, yo soy el primero que lo hace. Pero vamos demasiado lejos mitificando a los jugadores, dándoles la categoría de semidioses cuando, en el planeta, ocurren cosas mucho más importantes. Cosas que nos afectan a todos, aunque no las atendamos, como hace medio siglo ya profetizó Bertolt Brecht.

cristiano-ronaldo-ballon_1592204

En el mundo del fútbol, no hay fronteras. Se fichan jugadores de los países más lejanos y exóticos. Da lo mismo que tengan 25 que 12 años y la FIFA te castigue por ello. Cuando el balón está en juego, el planeta al completo es un espacio Schengen. Merkel, Cameron y cualquier político que se precie se hace fotos con la estrella de turno. Da votos. Cuando hay un acto terrorista, sin embargo, el foco se pone en las fronteras.

merkel seleccion

Hay que cerrar las fronteras, piden los líderes de la derecha europea estos últimos días, tras el atentado contra la revista satírica Charlie Hebdó en Francia. Lo hacen movidos por el populismo. La crisis y el terrorismo son dos caras de la misma moneda: la que sirve para recortar derechos y libertades a los ciudadanos. Pero nadie cae en la cuenta de que los terroristas que perpetraron el ataque eran franceses. Tan franceses como el guardia de seguridad que intentó evitar la masacre en la publicación. Tan franceses como los miembros que defendieron la tricolor en 1998, cuando su selección se proclamó campeona del mundo. Los colores (y no precisamente de la camiseta, sino de piel) siguen contando, y mucho, en la moderna, rica y próspera Europa. En este continente en cuya construcción se han afanado millones de personas venidas de África, Asia y América, en la mayoría de casos como mano de obra barata. La inmigración siempre ha sido vista por los europeos como un problema, nunca como parte de la solución.

francia98

Este año están previstos más de 1.100 viajes internacionales, un 5% más que el año anterior, según confirmó ayer el secretario general de la Organización Mundial del Turismo, Taleb Rifai, en un desayuno informativo al que asistí en el lujoso Hotel Ritz de Madrid. El complejo está situado en la Plaza de la Lealtad. Lealtad es, precisamente, lo que le falta a Rajoy para con sus principios. En Francia, libertad de expresión. Aquí, ley mordaza. El domingo nos dio todo un recital de incoherencia. Como el Premier israelí, Benjamin Netanyahu, que el pasado junio ordenó un ataque que costó la vida a 17 periodistas y más de 500 niños palestinos. Más de 2.000 personas perecieron en aquella guerra preventiva, para algunos un acto de terrorismo que la comunidad internacional no condenó. Pero allí estaba Netanyahu el domingo, en París, mostrando toda la desfachatez a la que nos tienen acostumbrados algunos políticos.

El presidente del Gobierno español viaja últimamente más que de costumbre. Hoy ha llegado a Grecia para apoyar a su compañero de doctrina, el primer ministro heleno Andonis Samarás, que el próximo 25 de enero se enfrenta a las urnas de forma anticipada porque, en dos ocasiones, el Parlamento no apoyó a su candidato para la presidencia del país. Las encuestas las lidera Syriza, un partido de izquierdas pilotado por Alexis Tsipras que ya estuvo a punto de ganar las elecciones en 2012 y si no lo hizo es por la campaña del miedo que hicieron las fuerzas clásicas griegas y, sobre todo, los organismos internacionales. Lo mismo intentan ahora, pero el pueblo heleno, padre de la democracia, está decidido a cambiar las reglas de juego y echarle un pulso a la todopoderosa Angela Merkel.

manolis

El pueblo griego ha asistido a años de recortes, hambre y miseria. Sus ciudadanos como nadie conocen lo que supone un fracaso heroico. Han seguido la estela del hoy diputado por Syriza Manolis Glezos. A sus 94 años nunca ganará un Balón de Oro ni será un líder mediático. Pero en 1941, cuando contaba con 19 primaveras, arrancó la bandera que los nazis habían colocado en la Acrópolis de Atenas en señal de conquista. Fue condenado a muerte y torturado, pero escapó. Después de toda una vida defendiendo la libertad, razón por la que pasó 12 años en prisión, cinco en el exilio y escapado de otras tantas condenas a muerte, esta leyenda viva de la II Guerra Mundial se enfrentó a cara descubierta y resistió a todos los regímenes políticos que han pasado por Grecia en los últimos 70 años. Con el que ahora intenta imponer la troika no podía ser menos. El nonagenario cuenta que el éxito es resistir. Un literato francés, Jean Cocteau, dijo una vez que no se debía confundir la verdad con la opinión de la mayoría. La mayoría en la juventud de Glezos abogaba porque los nazis se hicieran con el país. Media Europa entonces miraba con entusiasmo sus políticas, como hoy miramos hipnotizados a Ronaldo, Messi o Marcelo. Entonces habrían sido carne de cañón. Como hoy lo somos todos los que no confiamos en las políticas de austeridad. O como lo fue en su día otro resistente, Giorgio Napolitano, que en horas dejará la presidencia de Italia.

giorgio-napolitano-contro-omofobia

El sustituto de Napolitano será pactado por Renzi y… sí, Berlusconi. Ya lograron un acuerdo para la reforma electoral en el país transalpino. El futuro de Italia siempre está en sus manos. Las de Silvio. Aunque se case con una mujer medio siglo más joven que él, Il Cavaliere no se casa con nadie. No duden que un día fiche a Cristiano para su Milán y el Balón de Oro se lo termine entregando a Rajoy por su ‘coherencia’. El que de verdad lo merece es Sir Paul Collier. Menos mal que no asesora al Gobierno británico en asuntos exteriores vía whatsapp (el Premier Cameron quiere prohibir su uso), sino no podría decirle lo que hoy le ha dicho al mundo: el terrorismo islámico no es una respuesta a la excesiva intervención de Occidente en África. El terrorismo es consecuencia de la ausencia de miradas a otros lugares. Nuestro mundo está demasiado ocupado con el bufido de un futbolista. Del éxito nefasto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s